3 de marzo de 2012

No quiero rosas, ni perfumes caros, ni una foto de película, ni un regalo adorable el catorce de febrero, ni días perfectos, ni palabras que deseo escuchar, ni una canción preciosa, ni mil juramentos falsos, ni bombones, ni "buenos días princesa, he soñado toda la noche contigo", ni mentiras dulces, ni besos mendigados, ni "si no te desvisto te olvido", ni tatuajes especiales que después no voy a poder borrar, ni que crees un mundo a mi medida, ni que pongas nombre a cada milímetro de mi piel. Quiero que me quieras como nunca has querido a nadie ... pero sobretodo, quiero que me hagas olvidar a quien mas me haya marcado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada